La Iglesia de Santa María es una congregación joven. Esto en cuanto al tiempo de existencia y la edad promedio de su membresía. Además, la mayoría de sus miembros son personas nuevas en la iglesia y la experiencia Episcopal. Aun enfrentamos varios desafíos en esta área de la vida comunitaria. Sin embargo, algunos de los líderes han sido miembros de la Iglesia Episcopal por años.

Desde el 2008 nuestra comunidad fue creciendo a un ritmo muy acelerado. Por eso podemos decir en este momento que la iglesia cuenta con una membresía registrada y contribuyente con su promesa (mayordomía) de 300 familias o unidades registradas (personas solteras o individuos sin familia en este país). Sin embargo, la asistencia dominical es mucho mayor. Contamos con la presencia de casi 600 personas divididas en tres servicios dominicales (más adelante se presentarán detalles sobre esto). El total de niños registrados entre las edades de 0 a 13 años llega a 183, y los jóvenes de entre 14 y 21 años llegan a 80. La mayoría de las familias asistentes aun no han sido registradas. Nuestro trabajo en esta área es constante. La mayoría de las personas son de ascendencia Boliviana (aproximadamente el 70% de la membresía); sin embargo estamos trabajando para atraer e integrar a otras nacionalidades latinas. Hoy podemos decir que en nuestra iglesia Santa Maria somos mucho más diversos que al principio enriqueciéndonos de las diferentes culturas.