Este es un ministerio bello e importante donde se necesita la ayuda de personas que tengan el don de tratar con niños y adolescentes. En este ministerio estan involucrados los niños de la escuela dominical, los de la Gran Comunión y la formación de servidores en el altar (Acólitos) que sean adolescentes.